20.2.20

Conocerse a una misma


Desde hace muchos meses que me vuelvo a replantear varias cosas. La vida parece un camino muy largo lleno de imprevistos que te obligan a adaptarte, a fluir entre los problemas y a sortear todo tipo de accidentes. A veces siento que no tengo el control de absolutamente nada, y siendo como soy una persona muy controladora, a veces este ritmo me mete en un estado de shock-ansiedad que me impide dar ni un solo paso.

Cada día acepto un poco más que esto es así, que es un rasgo de mi personalidad y que lo mejor me viene en esos momentos es recuperar la rutina; ir al gimnasio, dormir bien, cumplir horarios de trabajo y dedicarme un tiempo a mí misma todos los días. Así poco a poco recupero el camino, y finjo creer que cada paso que doy es debido a mi esfuerzo y a mi constancia.

Saber de qué manera funcionamos cada persona es difícil, conocernos, aceptarnos, ya requiere una valentía y una fuerza enorme. Aceptar la imperfección, lo inacabado, incluso lo oscuro de nuestro interior puede ser nuestra mayor fortaleza.

Así que levantad la cabeza y seguid caminando.

12.2.20

Buscando monstruos

Me cuesta mucho exponerme. Me cuesta mostrarme vulnerable, decir que algo me duele, o mostrar debilidad. Todas estas cosas son cosas distintas, pero todas me hacen sentir muy insegura. Temo que si las muestro la gente dejará de quererme o me rechazará. Siempre intento parecer muy fuerte aunque sea muy sensible.
Creo ahora, que se puede ser todo a la vez, que no hace falta elegir un rol para definir tu vida. Somos personas complejas, con muchos matices, con épocas y situaciones distintas.

Ahora cada vez me cuesta menos mostrar vulnerabilidad, que no es la ausencia de fuerza, solo la propiedad de que algo te hiera, y claro, no soy invulnerable, eso es una locura y un peso enorme. Está bien aceptar que no podemos con todo, a veces no podemos ni con una parte. No pasa nada. Creo que las personas que me conocen y me quieren saben que nadie es invulnerable, saben que a veces podemos ser fuertes y otras veces no, y no me juzgan por ello. Quedaos con esa clase de amigos, con los que celebran tu éxito y te cogen de la mano cuando llegan los monstruos.


10.2.20

Mi sombra

Mi sombra está muy cerca de mí
a veces de mi cabeza, y otras de mi corazón.

8.2.20

Arteza - expert colored pencils and premium sketch book


Hace algunas semanas Arteza contactó conmigo para preguntarme si quería probar alguno de sus productos. Me hizo muchísima ilusión. A los pocos días me llegó a casa un paquete con una caja de lápices maravillosa de 120 colores, con calidad artista, y dos cuadernos muy prácticos, para técnicas secas, encuadernados en tela gris azulada y de tapa dura, con hojas gorditas de 180g/m.




La variedad de colores es enorme, son muy brillantes y intensos, muy pigmentados. Son una pasada. Se mezclan muy bien unos con otros, dando lugar a muchísimas más combinaciones. Son más blanditos que los polychromos, marca que conozco muy bien y suelo utilizar para trabajar. Al ser más blandos a veces es complicado hacer pequeños detalles, pero lo equilibran con los brillantes e intensos que son, me lo estoy pasando genial dibujando con ellos :3




Los cuadernos me chiflan. Tienen una medida de 21x21cm así que me he llevado uno estos días con algunos colores a dibujar a una cafetería. Son bastante cómodos de transportar y como están cosidos se abren 180º haciendo muy fácil dibujar en ellos. Sólo admiten técnicas secas, así que no he podido probarlos para acuarelas, que sabéis que me encantan, pero también ha sido un reto hacer fondos y sombras con lápices, y me ha sorprendido mucho. Además al ser de tapa dura y llevar una goma para cerrarlo, hace que sean más resistentes al paso del tiempo y del uso. Y tienen bolsillo de plástico al final y marcapáginas!



Como valoración final diría que los lápices son estupendos, un poco blandos para lo que estoy acostumbrada pero con unos colores maravillosos. Y los cuadernos están genial para hacer pequeñas pruebas de color o llevarlos para tomar apuntes, incluso fuera de casa.

¡Muchísimas gracias Arteza por pensar en mí para probar vuestros cuadernos y lápices!



21.1.20

días con M


En diciembre pasé unos días en casa de M. Decir que la echo de menos es quedarme muy corta. Es tan dulce y tan sensible pero al mismo tiempo tan firme y responsable que me parece agua, se escurre entre los dedos pero te moja, te cala, deja una impresión alucinante en ti. Además de estar con ella, los astros se alinearon y Laura también se unió el último día. Fue maravilloso, las 3 juntas. Fue un día perfecto. Ahora pienso que menos mal que fui grabando clips de todo para poder recordarlo después.

Os dejo un vídeo que he hecho de todos esos clips sueltos.
La música es de Rin, y su soundcloud este.

Gracias por verme (ᵔᴥᵔ)

9.1.20

si son las playas


If I could go back
that's the first thing I would do
I swear I would
do my best to follow through
come up with a masterplan
a homerun hit, a winning stand
a guarantee and not a promise
that I'll never let your love slip from my hands


Este va a ser un año distinto. Quiero que sea distinto. Necesito que sea distinto. Mi principal objetivo a nivel laboral es definir donde tengo que poner mi esfuerzo, donde hacer focus y no dejar que nada se interponga en mi camino. Ni el miedo ni la sombra me comerán este año.

Este año he sentido demasiado tiempo un cansancio físico y mental extremo, me he ahogado en dudas infinitas de no saber para qué hacía lo que hacía o si tenía alguna utilidad lo que dibujaba. No saber si quiera si sé dibujar, si podía hacerlo. 

Estuve algunos días en casa de M. fue la mejor anfitriona, la mejor amiga, las mejores sonrisas, los mejores abrazos. He entendido qué debo hacer, por fin. Quiero contar historias, y quiero hacerlo desde mi versión, que es la que conozco, la que inventé cuando tenía 6 años, en la creí cuando tenía 10 y en la que me resguardo desde los 14. Este sitio no es nada especial, ni mejor ni peor que el de cientos de millones, pero es el mío, y me duele haberlo ninguneado, haberlo hecho pasar desapercibido, invisible, siempre. No quiero volver a tratarme mal, ni ridiculizar lo que soy, ni sentirme una secundaria en mi propia vida, esperando un debut.   

"Espera, espera.." - me dice el alma - "no estamos listas.." - y yo le digo - "sí, sí lo estamos".

Este año voy a terminar Duermevela.
Este año voy a poner mi web al servicio de lo que quiero trabajar.
Este año me meceré en el viento, hasta llegar donde quiero estar.

Aunque a veces todo me recuerde a los que se han ido, a los que he echado, a los que me dejaron. 
Por vosotros, y por los que habéis vuelto, sobretodo a vosotros. Gracias.


10.12.19

Nure Onna



La Nure Onna es un yokai (monstruo o fantasma en occidente) que tiene forma semihumana, mitad mujer y mitad serpiente, que llevan en sus brazos un bebé envuelto en sábanas, que resulta ser un montón de hojas, y que, desde la orilla de un lago, mar o río pide ayuda, porque se ahoga. 
Los inocentes que corren a socorrerla, demasiado tarde se dan cuenta de que en verdad es una nure onna ("niña empapada"), y que terminará comiéndose su corazón y bebiendo su sangre. Se la reconoce por su maraña de pelo, su cuerpo mojado, su sonrisa malvada.

A mí de alguna forma me recuerda a las lamias de nuestra cultura. Su fisionomía es muy similar (mujer + serpiente), pero nuestras lamias, además son como las primeras vampiras, criaturas femeninas, que asustan a los niños y seducen a los hombres. Se las asocia con Lilith, y además de los rasgos mencionados antes, también eran grandes arquitectas: construyeron el oráculo de Eros. 

Mi Nure Onna viene inspirada de dos relatos de Noviembre Nocturno, un podcast de radio ficción de relatos de terror al que estoy muy enganchada:

3.12.19

Me dejó sin corazón


Ella evitaba las miradas,
y se sentó lejos de mí.
Preguntaba sin palabras,
adivinó mi porvenir.

Bajaba el tono de su voz,
parecía una mujer normal.
Después cambiaba de color,
y empezó a desnudarse.

Me dijo ven aquí y muerde,
tú necesitas ser feliz,
soy el ángel de la muerte,
y he pensado mucho en ti.

Entonces quise escapar,
despegarme de su cuerpo azul,
pero me dijo la verdad,
y escapó por la ventana.

Coque Malla

24.10.19

Los Quebrantasueños


A veces te llegan libros que son tesoros. Este es uno de ellos. Los Quebrantasueños, El Secreto de los Dandelion, escrito por Susanna Isern e ilustrado por Esther Gili va camino de ser una trilogía que más de una tendremos en casa, no sólo por bonita que es, sino también por emocionante y bien escrita. La escritora es psicóloga y se respira en el libro. Son detalles, frases, conceptos que te hacen entender bien cómo son las relaciones sanas, los personajes complejos que aprenden y crecen, con un lenguaje claro y sencillo pero lleno de matices. Además del pedazo de portada que se ha marcado la srta. Gili, una maravilla y que yo me aventuro a decir que es de las mejores.


No podría decir que Los Quebrantasueños es un libro sólo para público infantil, es una obra que engancha, que aunque el argumento en sí es sencillo, necesitas saber cómo se resuelve, y cada capítulo termina siendo una delicia. Está tan bien maquetado, el texto tan perfectamente equilibrado, los títulos.. todo.. que es una maravilla de leer, de mirar de repasar y de conservar, porque os advierto que si compráis el libro para regalar, acabaréis comprándoos uno para vosotras. Me gustaría contaros alguna cosa de la trama, pero todo sería spoiler, y creo que vale la pena ir descubriendo la historia poco a poco, como cuando desenvuelves un caramelo.

 Además tenemos la oportunidad de volver a disfrutar de las ilustraciones de Esther, que son preciosas siempre y que hace tener ganas de vivir dentro de sus libros, porque todos forman un mismo mundo, un mismo bioma, con árboles y plantas inventados pero que te los crees, que quieres correr en esos bosques, soñar con esos cielos estrellados y vivir dentro de esas casas de madera y tejados de colores. Esther consigue meterte en cada libro que ilustra mucho más allá de lo que las palabras pueden contar, ya que siempre aporta, siempre suma y siempre sorprende.





Como aspirante a ilustradora a tiempo completo siento una gran admiración por todos los detalles que añade y se pueden apreciar en los libros de Esther. Su paleta de colores, la soltura y seguridad de sus pinceladas de acuarela, el cuidado que pone en la ropa que llevan los personajes, que todos visten fenomenal, creo que son sello de Esther Gili

Y encima es mi colegui del alma. No se pueden pedir muchas más cosas.



20.9.19

Y también podría perderlo todo


A veces siento que no mejoro nada en mi forma de dibujar, que no hay un avance, un progreso.

Hace unas semanas encontré esta ilustración. Recuerdo con exactitud porqué la hice y cómo me sentía. Es algo que me pasa con la mayoría de ilustraciones que hago, que me transportan al momento exacto de su creación.

El 9 de Julio de 2015 hice esta ilustración. Temía hacer un pacto conmigo misma, asumir un compromiso auto impuesto. Ser fiel a lo que sentía, aunque aquello no llevase a ninguna parte.

4 años más tarde redibujo por primera vez una de mis ilustraciones. Lo he hecho para saber si de verdad podría hacerlo mejor ahora. Es difícil porque recuerdo el sentimiento y ahora no puedo revivirlo igual, ya es que es tarde, lo perdí, no el sentimiento, sino todo lo que podía ser perdido.

Pero en el camino he aprendido otras cosas, un de ellas es a dejar de tener miedo a ser transparente: por muchas capas que piense que llevo, para algunas personas siempre seré cristalina. Y eso no es de ser alguien sin orgullo o sin dignidad, eso es algo de personas coherentes, fieles y muy valientes.

Sed valientes, al final todo es un chiste. Uno malo, pero un chiste.

Blogging tips