24.10.19

Los Quebrantasueños


A veces te llegan libros que son tesoros. Este es uno de ellos. Los Quebrantasueños, El Secreto de los Dandelion, escrito por Susanna Isern e ilustrado por Esther Gili va camino de ser una trilogía que más de una tendremos en casa, no sólo por bonita que es, sino también por emocionante y bien escrita. La escritora es psicóloga y se respira en el libro. Son detalles, frases, conceptos que te hacen entender bien cómo son las relaciones sanas, los personajes complejos que aprenden y crecen, con un lenguaje claro y sencillo pero lleno de matices. Además del pedazo de portada que se ha marcado la srta. Gili, una maravilla y que yo me aventuro a decir que es de las mejores.


No podría decir que Los Quebrantasueños es un libro sólo para público infantil, es una obra que engancha, que aunque el argumento en sí es sencillo, necesitas saber cómo se resuelve, y cada capítulo termina siendo una delicia. Está tan bien maquetado, el texto tan perfectamente equilibrado, los títulos.. todo.. que es una maravilla de leer, de mirar de repasar y de conservar, porque os advierto que si compráis el libro para regalar, acabaréis comprándoos uno para vosotras. Me gustaría contaros alguna cosa de la trama, pero todo sería spoiler, y creo que vale la pena ir descubriendo la historia poco a poco, como cuando desenvuelves un caramelo.

 Además tenemos la oportunidad de volver a disfrutar de las ilustraciones de Esther, que son preciosas siempre y que hace tener ganas de vivir dentro de sus libros, porque todos forman un mismo mundo, un mismo bioma, con árboles y plantas inventados pero que te los crees, que quieres correr en esos bosques, soñar con esos cielos estrellados y vivir dentro de esas casas de madera y tejados de colores. Esther consigue meterte en cada libro que ilustra mucho más allá de lo que las palabras pueden contar, ya que siempre aporta, siempre suma y siempre sorprende.





Como aspirante a ilustradora a tiempo completo siento una gran admiración por todos los detalles que añade y se pueden apreciar en los libros de Esther. Su paleta de colores, la soltura y seguridad de sus pinceladas de acuarela, el cuidado que pone en la ropa que llevan los personajes, que todos visten fenomenal, creo que son sello de Esther Gili

Y encima es mi colegui del alma. No se pueden pedir muchas más cosas.



20.9.19

Y también podría perderlo todo


A veces siento que no mejoro nada en mi forma de dibujar, que no hay un avance, un progreso.

Hace unas semanas encontré esta ilustración. Recuerdo con exactitud porqué la hice y cómo me sentía. Es algo que me pasa con la mayoría de ilustraciones que hago, que me transportan al momento exacto de su creación.

El 9 de Julio de 2015 hice esta ilustración. Temía hacer un pacto conmigo misma, asumir un compromiso auto impuesto. Ser fiel a lo que sentía, aunque aquello no llevase a ninguna parte.

4 años más tarde redibujo por primera vez una de mis ilustraciones. Lo he hecho para saber si de verdad podría hacerlo mejor ahora. Es difícil porque recuerdo el sentimiento y ahora no puedo revivirlo igual, ya es que es tarde, lo perdí, no el sentimiento, sino todo lo que podía ser perdido.

Pero en el camino he aprendido otras cosas, un de ellas es a dejar de tener miedo a ser transparente: por muchas capas que piense que llevo, para algunas personas siempre seré cristalina. Y eso no es de ser alguien sin orgullo o sin dignidad, eso es algo de personas coherentes, fieles y muy valientes.

Sed valientes, al final todo es un chiste. Uno malo, pero un chiste.

16.9.19

Portafolio en construcción



Estoy preparando - de una vez por todas - el portafolio. Ese que llevo años evitando. Estoy aprendiendo muchas cosas en los últimos meses, una de ellas es a caminar aunque no sea seguro mi paso. Mi portafolio nunca va a ser perfecto, nunca va a estar completo, y nunca va a ser permanente. Estas cosas que parecen tan obvias, no lo son para mí, que deseo hacer check con este tema que me hace sentir tan insegura y olvidarme de él en una buena temporada. Y ese es el problema, que no es ese el planteamiento. Un portafolio está vivo, crece y evoluciona con tu estilo, con tu vida. Es irresponsable querer olvidarse de algo así. Un portafolio hay que cuidarlo y mimarlo, como a una planta, si cada vez vas resolviendo sus limitaciones, si le procuras aire fresco y luz (oh luz!), tendrás una planta hermosa, fuerte, que crece contigo. Sé el agua de tu planta, el oxígeno, el abono, el cariño y el cuidado, sólo así se consigue un portafolio con lenguaje propio, que comunique lo que necesitas comunicar, que tenga un estilo definido, que te identifique y te diferencie.

Be water my friend.


4.9.19

Verano 2019


De alguna forma ha sido un verano con muchos altibajos. Por una parte estoy trabajando un montón en el libro, tanto que a veces siento que estoy dejando pedacitos de mi alma pequeña y a veces oscura, en forma de poemitas, conjuros y dibujos de pájaros muertos. Espero estar a la altura de mis propias expectativas, esas que son mi peor enemigo y que suelen arruinarme todas las cosas bonitas.

Por otra parte cada vez me siento más a gusto en mi estudio. Es una sensación que echaba muchísimo de menos y que hacía meses que no sentía. Ha sido como volver a casa, de alguna forma.


Además somos uno más en la familia. Desde que perdí a Brisa (mi Brisa querida), el noviembre pasado, me hundí muchísimo, aun hoy me duele si la recuerdo, lo suave que era, su olor, su manera de mirarme... pero antes del verano alguien puso algo en twitter, una cajita de gatitos en vlc, y bueno, el resto es historia. La he llamado Diana. Quería llamarla Artemisa, porque es mi diosa favorita del Olimpo, La diosa cazadora, hermana de Apolo, su símbolo era la Luna, un oso, un ciervo, un arco y sus flechas... y mi Artemisa (Diana para los romanos) no podía ser más cazadora. Es dulce y preciosa con todo el mundo y le gusta dormir encima de ti. También si eres gato : )


Un día fuimos al Botánico de Valencia. Me recordó muchísimo a cuando hace unos veranos, fuimos al de Madrid, también en verano, porque yo soy muy cabezota y Alberto muy paciente, y nos llevó hasta allí porque yo había insistido mucho, todos sudando, chopados de la humedad que hacía en el invernadero, gigante, con escaleras de hierro pintadas de blanco, y yo haciendo fotos de absolutamente todo. Luego le tuvimos que invitar a granizaditos de limón. Valió la pena.


Sin embargo he podido, este verano pasar unos días en la playa. No me pongo morena, para qué engañarnos, adquiero un color dorado, donde se me ponen rubias las puntas de las pestañas, el flequillo y desaparecen las ojeras. No es mal trato, lo admito. Pudimos cenar en Altea, en Moraira, flotar en la piscina, cenar en el balcón, jugar a las cartas, recordar anécdotas de hace 20 años (ya) y aunque está muy cambiado a cuando salíamos al paseo, dormir escuchando el mar es de las cosas más maravillosas que hay.

También he hecho una lista de reproducción de YT, ha sido la banda sonora de estos meses. Parte de el libro está salpicado de versos de estas canciones, a veces es difícil aceptar que no se puede sacar de la cabeza lo que no se puede sacar del corazón, como diría Benedetti.

29.8.19

El río seco


Recuerdo el día que sentados en el césped, a la sombra de un árbol, hablamos de hipopótamos y de unicornios. Recuerdo tu mirada, tus palabras y tus silencios. Sobre todo tus silencios. Recuerdo lo corto que se me hizo ese verano. 

A veces tu ausencia se hace insoportable. 




28.8.19

Mossery


Hace unas semanas contactó conmigo mossery para ver si me apetecía hacer una colaboración con ellos. En concreto, porque tienen muchas cosas guays en su web, acerca de las libretas para sketch que tienen en 3 calidades: Par Mixed Media, 224gsm, con 76 páginas, para acuarela, 300gsm con 56 páginas y para acuarela 100% algodón, 300gsm y 56 páginas también. 

Añado que las páginas son gorditas y no traspasan, así que es muy cómodo dibujar por ambas caras de la hoja, algo que se agradece muchísimo. Lo he utilizado con acuarela, un poquito de gouache y lápices de colores y me ha gustado mucho. Al estar tantos días sin dibujar ni pintar, la verdad es que me he sentido algo oxidada y siento que usé demasiadas capas, demasiadas veladuras, demasiado de todo.. y aun así el papel ha aguantado de maravilla, así que espero, cuando vuelva a coger mano en unos días, sacarle todo el rendimiento. Es decir, si dibujando mal, sale así; yo feliz.



Creo que ya sabéis que las Mossery permiten una personalización en sus portadas, puedes elegir un estampado, incluso las hay ahora de tela, preciosas, además de poder poner con letras doradas una palabra, tu nombre, o lo que quieras con un máximo de 11 caracteres. Yo esta la voy (y la estoy) utilizando como apuntes para Duermevela, el libro infinito que estoy tratando de escribir y dibujar.

Además me han dado un código de descuento del -15% por si os apetece echarles un vistazo. Aquí os dejo el link directo, será válido hasta el 5 de septiembre de 2019.

Gracias por leerme <3

7.8.19

youtube


Hace tanto mucho tiempo que veo vídeos de youtube, me hacen compañía mientras dibujo o mientras, escribo, o mientras leo, y llevaba tiempo pensando en devolver algo, pequeño, de lo que tantos me dan. Así que, de momento he subido un teaser a mi perfil, es un suspiro, pero espero que poco a poco, vaya superando tanto pánico escénico y comparta más momentos.

Gracias a Rin, que con su voz me hizo tener muchas ganas de dar el primer paso.

10.7.19

El pensamiento circular



Hay días
que ya no tienen melodías
y pienso en ti

25.6.19

Aprender a mirar


Sigo con el curso de Domestika de Adolfo Serra. Lo cierto es que me lo estoy pasando muy bien teniendo en cuenta lo mucho que me cuesta salir de mi zona de confort, aka "dibujar chicas enfadadas porque han perdido algo/saben algo/están tristes por algo", así que, aunque al principio no entendía el por qué de dibujar trastitos descontextualizados del rastro, o redibujar una y cien veces la misma obra, lo cierto es que, de alguna forma la magia surge y aparecen cosas, sólo por el hecho de aparecer, sin el objetivo inicial que solemos ponerle al caldero.  


Y es que tras dibujar desde hace tiempo sólo con un objetivo, dibujar lo que pienso, tras estos primeros ejercicios, el objetivo era pensar lo que dibujaba, es decir, disfrutar el camino, sin pensar mucho en el final y más en el medio, en cada pincelada, en ser más flexible conmigo misma, y en dejarme llevar. Es interesante cuanto menos. 


Estoy segura que voy a seguir con esta clase de ejercicios que me exigen menos perfección y sí más diversión, más tranquilidad, porque nadie espera nada de ellos, ni yo misma. 

19.6.19

Animalízate



Hace tiempo que quería dedicarle un espacio todas las mañanas a aprender cosas nuevas. Esta semana está siendo el DOMESTK FEST así que muchos cursos de Domestik están con un descuento de hasta un 75%, que está superbien. Yo me he apuntado a 3 cursos. Creo que es bueno ir actualizando conceptos, técnicas y ver cómo trabajan otros compañeros. Además otorga la sensación de pertenencia a alguna parte, a un colectivo con tus mismas carencias o búsquedas.
Uno de los cursos es de Adolfo Serra, del que admiro mucho su trabajo, este curso se llama "Técnicas de ilustración para desbloquear tu creatividad". Yo di Técnicas de Ilustración como asignatura en la carrera de gráfico, pero siempre está genial saber más, aprender algo nuevo. En esta práctica, Adolfo nos pedía que nos animalizáramos, que pensáramos en un animal que nos identifique y pudiéramos darle personalidad propia, es decir, la nuestra. Yo me siento muy nutria, no sé porqué, y mi vida ahora es un sin sentido de malabares y equilibrios extraños, tratando de mantenerme a flote, y seguir adelante. La función debe continuar. O eso dicen : )
Blogging tips