1.11.12

sellos


Mi madre y una amiga, de jovencitas y a través de un compañero de trabajo, muy mayor, les introdujo en el tema, y ella empezó una colección de sellos. Le llegaban a casa (de mi yaya, por entonces) desde el Club Filatélico o algo así, e incluso tiene varias colecciones pequeñitas de sellos de Austria Suecia, sin marcar. 


He de admitir que de pequeña era muy de cotillear en mi propia casa. Abría cajones y armarios como si fuera a encontrar tesoros. No tocaba nada y todo "quedaba como lo había encontrado". El día que vi por primera vez los sellos me encantaron, tenían minidibujitos...! y algunos eran realmente bonitos. Siempre había pensado que los sellos eran la cara de un rey en una sola tinta y chimpún.


Ahora soy yo la que tiene todos estos sellos. Aun me quedan sobres por abrir de los que le enviaban a mi madre, pero poco a poco voy seleccionando los que más me gustan: de flores, de pájaros, infantiles, de ciervos y osos... y raritos en general.






Son más monos...

6 comentarios:

  1. Me quedo muerta!! Yo también colecciono!! Bueno, he empezado hace poquito... me encanta tu colección! son tan bonitos, pequeñas obras de arte, tan coloridos.
    Qué sorpresa tan grata! Otra cosita más en común que tenemos :D

    ResponderEliminar
  2. Madre mia, si son preciosos, y tan poco comunes O_o!
    besitos!

    ResponderEliminar
  3. XDD no sabía yo que iban a gustar tanto los sellos... yo pensaba que era algo friki.. pero bueno, entre beber té a litros, tejer y el ganchillo y los gatos, solo me faltaba coleccionar sellos :P

    ResponderEliminar
  4. son hermosos, eva!

    yo coleccionaba cuando era pequeña.
    Voy a revisar -como en aquellos tiempos- los roperos de la casa de mis padres a ver si los encuentro :)

    abrazo!

    ResponderEliminar

Blogging tips