7.2.15

Cumpleaños feliz


De nuevo, ha pasado un año. Suelo dar por cambio de ciclo coincidiendo con mi cumpleaños, como si el 31 de diciembre se estirase, un mes más, elástico, prórroga.

Este ha sido un año duro, especialmente. Confirmada para este febrero, al menos una de las 4 operaciones que se me vienen encima, he de admitir que la palabra que más se ha instalado en mi cabeza ha sido miedo. Un miedo que me hiela y me come, que me paraliza y me martillea. Soy terriblemente miedica. Lo admito.

Ha sido un año duro por los inevitables cambios de objetivos, de rutinas, de apoyos. Me he desprendido de todo lo que sobraba, como si para seguir a flote, necesitase desprenderme de lastre, al final, lo importante es rodearte de aquello que te empuja a estar bien, a querer estar bien, y todo lo demás es sólo pérdida de energías.

La fragilidad de mi cuerpo, descubriéndolo, tan vulnerable, es quizá, lo más duro de este proceso, que ya lleva 3 años de camino. De alguna infantil manera me creía yo invencible; "- los demás son los que enferman, no yo" - Absurdo. Lo sé. Como también sé que nadie se da cuenta de lo importante que es la salud hasta que se pierde.

Yo sólo padezco una enfermedad autoinmune, más corriente de lo que parece, y mi día a día, a pesar de ser ya crónico, es relativamente bueno. Intento que no se note; me da mucha pena cuando alguien que conozco pone cara de pena cuando le cuento.. : ) pero todo parece ir en el buen camino.

Echo de menos la vida que querría estar llevando, el trabajo que quisiera estar haciendo, la ignorancia en la que podría estar viviendo.

Tengo una amiga que me pide que dibuje todo esto, que lo mío es contar con imágenes. Quizá lo haga. Quizá cuente en dibujos los monstruos que duermen conmigo, las sombras que me rodean, el cambio de todo. Al menos ya tengo nombre para la historia... Miedo.

5 comentarios:

  1. Felicidades guapa!! Espero que te vayan muy bien las operaciones que te tienen que hacer (seguro que sí, ya verás). Es normal que tengas miedo, pero me parece que también eres muy valiente por enfrentarte tu enfermedad. Te envío muchos ánimos y un abrazo muy fuerte!!! Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola Eva. Me has dejado de piedra y es una pena pero llegue a conocer hace muchos años lo que es perder la salud, desde entonces, a pesar de haber solucionado mi problema vivo con mucho miedo a perder todo lo que yo ansio. Vivimos en una sociedad inconsciente que nos empuja a pensar igual.

    Yo te animo a que lo cuentes con tu precioso estilo, seguro que te limpia mucho esos miedos que albergan dentro de ti. Aunque, claro, yo sigo peleandome con ese miedo interno y a veces hacer publicas ciertas cosas personales a traves de mi trabajo siempre me provoca un dolor de barriga brutal.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. Feliz cumpleaños Eva. Te he dedicado un poema. Es suave y bonito, como tu. Está aquí:
    http://indoorsmarina.blogspot.com.es/2015/02/eva.html

    Este año las cosas te van a ir mejor: cuando termines este caminar entre sombras y pases por esas salas alicatadas y tu cuerpo vuelva a equilibrarse volverás a caminar sobre el suelo firme. Eso es lo que creo. Y supongo que cuando crees en algo es como si estuviera casi cumplido. Como si hicieras la mitad del camino.
    Un abrazo reina. Eres la leche (malita o no). Y eso es así. :)

    ResponderEliminar
  4. Eres más fuerte de lo que crees, Eva. No tengas miedo. Podrás con esto. Seguro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Blogging tips