27.1.16

Los cinco: ilustradoras I

Llevo años preocupada por el maldito estilo. Desde un principio supe que quería que mi trabajo fuera reconocible, identificable, pero no sabía cómo, principalmente porque no sabía qué elegir de dentro de mí, para identificarme.



collage para una expo en 2009

¿De dónde nace el "estilo"? Yo apuesto por una mezcla de deseo de expresar de una forma determinada, junto con unas técnicas que nos puedan ser cómodas y la evolución propia de la persona. Diluido entre esto, están las influencias externas. Cómo y cuánto dejamos que otros autores nos influyan a veces es ignorado hasta por nosotros mismos, muchas veces, no. Yo creo que cada persona crece, evoluciona, a lo largo de la vida, del tiempo - y el espacio - adaptándonos lo mejor que podemos a la situación del momento, del proceso o del periodo de vida. Esto hace que necesitemos expresar cosas distintas a lo largo de nuestra historia.

Estudié durante 7 años diseño gráfico, y luego trabajé 2 más en agencias, por eso no me cuesta demasiado adaptarme a lo que me piden en un encargo. A veces me pregunto si yo tengo un "estilo" identificable. Si la gente me reconoce en mi trabajo, si me reconozco yo.

Aún así, si se me permitiese elegir, yo quiero ver el mundo - y representarlo - como lo hacen las siguientes ilustradoras, que son, hoy por hoy mi referencia, mi inspiración, con las que paso horas admirando su trabajo diciéndome "Qué pasada! Cómo lo hace!?". Si se me permite pedir 3 deseos, uno de ellos es dibujar como cualquiera de ellas.

1. ISABELLE ARSENAULT


Cuando estás delante de ellas, parecen imágenes sacadas de un sueño; nada tiene proporciones exactas, ni formas exactas ni casi colores exactos, todo tiene una flexibilidad neumática. Son ilustraciones para hacer sentir no para comprender. Transmite tanto con tan poco que espero algún día poder dejar de ser tan insegura con mi trabajo, justificándolo constantemente y no molestarme tanto con los detalles, invirtiendo más tiempo en el concepto y menos en la forma.




2. REBECCA GREEN



Las expresiones de sus personajes y la paleta de colores es lo que más me impresiona de estar ilustradora. Me gusta su trabajo especialmente porque lo considero un universo paralelo al nuestro, a veces extraño, pero aquí siempre huele a madera de roble y eucalipto. Ella es una de las personas que siempre me pregunto cómo consiguen esos tonos y texturas. Además es capaz de llevar su mundo al collage, haciendo dioramas, pequeñas escenas donde se respira el mismo aire. Es capaz de llevar su estilo a distintas situaciones, más o menos tensas, y eso me encanta.




3. JULIA SARDÁ






















De esta ilustradora disfruto mucho de la composición de sus escenas y de la construcción de los personajes. La expresión de sus caras se ha convertido en una marca personal de forma que a veces cuando me sale alguna cara con ojos achinados pienso "estoy me ha salido muy júlia sardà.. XDD". Me encanta también el uso que hace del color, del color rojo, más exactamente. Sonará estúpido pero suelo temerle a ese color, en general soy una persona discreta y no me siento cómoda ni llevándolo puesto ni usándolo, pero me fascina el uso que le da ella, es una de las barreras que tengo que superar este año: nada de miedo a los colores.

4. CARSON ELLIS



Su trabajo me gusta porque me parece "matemático", medido, simétrico. Me da paz de alguna manera. Tiene una paleta de colores muy constante: ocres, marrones, negros, grises y pinceladas de rojos o azules. Todo muy tranquilo. Pero sus escenas a menudo, reflejan tensión, son bélicas, pero al mismo tiempo estáticas, como si viéramos a través del cristal de un hormiguero en una clase de ciencias, y esa distancia a veces me gusta y a veces me impide empatizar más con sus ilustraciones. Sin embargo, me gusta mucho, mucho mucho.





Creo que esta ilustradora dibuja magia. Sus composiciones parecen sacadas del punto exacto entre el sueño y la pesadilla, donde los colores vibrantes y en uso genial del blanco crean unas atmósferas llenas de monstruos, niños perdidos y bosques encantados. Todo es mágico en su trabajo. Mágico, inquietante y salvaje. Conceptos que me gustan muchísimo en una ilustración y que intento utilizar yo también, el lado rarito y divertido de las cosas. Me da la sensación que esta ilustradora se lo debe de pasar pipa trabajando y creando historias.



Como conclusión admito que me gustan las plantitas, hojitas y florecitas inventadas. Los bosques, oscuros o no. El olor a madera y a aire fresco. Los personajes que no busquen la belleza ni la fealdad.  Me gustan las historias trabajadas, pensadas, pero odio las moralejas y las enseñanzas, aunque no me molestan si son realmente sutiles. Prefiero las composiciones accidentadas, dinámicas vs aquellas donde los elementos miran al frente, como si les estuviéramos haciendo una foto. Me gusta ser un espectador invisible en los libros que leo, en las imágenes que veo, en las ilustraciones que hago. Si no se pierde la magia, y la magia es lo único que importa. 



PD. Todas las ilustraciones son de sus respectivos autores. 

2 comentarios:

  1. Entiendo tu preocupación por la búsqueda tu estilo propio y la evolución de tus ilustraciones, creo que todos los que hemos tenido estudios artísticos hemos pasado por eso. Sin embargo creo que sí tienes un estilo totalmente reconocible, otra cosa es que quieras cambiarlo, y muy cuco además. :-)
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Me encantan tus referentes!!Para mí sí tienes un estilo muy tú: las formas, la sensibilidad, a ratos dulce a ratos melancólica pero siempre sensible.
    Besos!

    ResponderEliminar

Blogging tips