8.6.20

Perséfone


Desde pequeña recuerdo el mito de Perséfone. En él se explicaba, según los griegos, el paso y cambio de las estaciones de unas a otras. Perséfone, diosa de la primavera, vive en la superficie con su madre Deméter, diosa de los cereales, de la agricultura y de todo lo que crece de la tierra. Hades, dios del inframundo, la rapta enamorado de su belleza y la lleva consigo, convirtiéndola en su reina. Demeter muy enfada, le exige a Zeus, quien es el padre de Perséfone, que se la devuelva, pero es demasiado tarde, ya que Perséfone ya se ha alimentado de granada, alimento del Inframundo y ahora pertenece a él. Demeter jura que no volverá a crecer nada sobre la tierra mientras no le devuelvan a su hija y tras los lamentos de los mortales que ven mermados y extinguidas sus cosechas, Zeus interviene llegando a un trato con Hades; Perséfone pasaría seis meses con él, explicando así el otoño y el invierno y cuando regresa a brazos de su madre tenemos la primavera y el verano, donde todo de nuevo florece.


Perséfone siempre me ha parecido un poco banshee, un poco alma en pena mensajera de otro mundo, lamentando no estar en el sitio que añora. Me siento identificada con ella, queriendo estar en otra parte cuando he llegado allí, soñando siempre con estar en otro lugar. 

También me recordaba a los regomellos, que son el patiment valenciano. Es un malestar físico que no llega a ser verdadero dolor. Un disgusto que se revela al exterior o una sensación de preocupación por una persona o situación. Explicado en Eerie. Creo que Perséfone siempre está sufriendo porque da igual donde esté ya que siempre estará echando de menos lo opuesto.

Elegí hacer sonetillos para estas odas. Las odas son sólo versos que se cantan y yo me imaginaba a Perséfone cantando con suavidad, llevándose sus palabras el viento. En los sonetillos, iguales que los sonetos pero de arte menor, tenemos dos cuartetos y dos tercetos. En el primer cuarteto se presenta el tema y en el segundo se desarrolla. El terceto final, el más emotivo, remata una reflexión o un sentimiento profundo. De esta manera el soneto tiene introducción, nudo y desenlace y se utilizaba como expresión de un sentimiento amoroso, muy propio de los regomellos.



Gracias por leerme :3

2 comentarios:

Blogging tips