29.9.20

Arteza - Acuarelas

De nuevo, tuve el gran honor de que Arteza quisiera volverme a enviar alguno de sus productos y así poder probarlos. Son tan agradables y la comunicación es tan fluida que es un placer colaborar con ellos. 

Esta vez me enviaron 3 productos dedicados a la acuarela:


Una caja metálica de acuarelas de 36 colores en formato de media godet.
Pinceles recargables de varios tamaños.
Dos cuadernos encuadernados en tela con papel de 230g, prensados en frío de 68 páginas.


Todo llegó en menos de 48 horas desde que confirmamos el email y llegó perfectamente empaquetado. Disfruto mucho probando nuevo material y desenvolver cada pastilla por separado y dejar su nombre en la parte de detrás es como un pequeño ritual. Voy a empezar hablando de las acuarelas porque es sin duda lo que más me ha sorprendido.

La caja venía con 36 colores, algunos tan maravillosos como los turquesas o los sienas. El rosado A266 y elverduzco A434 son de mis favoritos. 


Es una paleta con muchos tonos distintos y con mucha superficie para mezclas. Viene incluido un pincel recargable dentro de la paleta, pero si os gusta dibujar desde casa y, como yo, tenéis todos los pinceles en otra parte, esa fila que ocupa el pincel, se puede completar con más godets, tanto en media pastilla como entera, porque tiene el espacio para ello. Los colores me ha parecido muy pigmentados y fáciles de mezclar y usar. Creo que para alguien que esté empezando puede ser un buena opción ya que la paleta es cómoda y ampliable, incluso puedes intercambiar ciertos colores por algunos que ya puedas tener de otras marcas. Además es desmontable y fácil de limpiar. 

Sabéis que no soy muy fan de los pinceles recargables, no les cojo el punto. Quizá porque me resulte más sencillo medir el agua que uso con un pincel tradicional, pero no puedo negar la utilidad de estos cuando estás fuera de casa. En el estuche suelo - o solía - llevar uno cargado con una mezcla de agua y tinta china negra rebajada para poder dar sombras cuando hacía el inktober a mano. Estos pinceles son largos, así que su capacidad es mayor que mi viejo pincelito de viaje. Como todos estos pinceles, sus puntas están hechas de nylon así que aguantan muy bien todas las perrerías que queramos hacer con ellos, son muy resistentes y recuperar su forma con facilidad. 


Los cuadernos son cómodos de utilizar. Su tamaño de 21x21cm los hacen muy transportables, así como su bolsillo trasero de plástico transparente con fuelle que lo hace muy útil para guardar referencias o minipaletitas de colores de la paleta que estemos usando. El papel se puede usar por ambas caras debido a su gramaje de 230g/m2 y su superficie es lisa y suave. Las hojas están libres de ácido así que no amarillearán con el paso del tiempo y están forradas de tela de lino. Los cuadernos pueden utilizarse tanto para técnicas mixtas húmedas como secas así que es ideal para probar combinaciones y dejarse llevar.



Aquí podéis ver la diferencia de tamaño de mi pequeño pincel de viaje con los de Arteza, cuya capacidad es superior. Hice una prueba rápida de manchas convirtiéndolas en gatitos, algo bastante común en pinterest y que me permitía usar las acuarelas y el papel sin detenerme demasiado en la intención. Quiero probar el papel con otras técnicas, lápices de colores y gouache o acrílicos porque me parece que voy a tener buenos resultados con él. 

Espero que os haya interesado esta primera vista de los productos de Arteza y daros las gracias porque vuestro apoyo me permite acceder a estos materiales tan bonitos. Pasad un buen día y poneos mascarilla, por favor. <3 

1 comentario:

  1. ¡Ay los gaticos! Creo que también me he enamorado del A266. Y le he echado un ojo a loa cuadernos en el enlace que has puesto y me flipa la encuadernación, ¡si son hasta bonitos! A la wishlist que van :D
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

Blogging tips